Turismo en Val André, Bretaña, Francia

La población de Val André nace en el siglo XIX cuando una empresa decidió comprar la zona y construir un balneario y una vila al estilo británico. Su paseo marítimo, con su amplia playa de arena y sus casas adosadas es un buen lugar para veranear en el Norte de Bretaña, una zona de Francia en el que la costa, la naturaleza y la cultura convergen. Las temperaturas son agradables aunque la mayor parte de veranos también hay dos o tres semanas donde las nubes y lluvias son importantes.

Cerca de Val André la población de Pléneuf hace de centro administrativo para el conjunto llamado Pleneuf-Val-André, ya que es un asentamiento anterior que ya existia en la Edad Media.

Que ver y hacer en Val André

La oficina de Turismo de Pléneuf Val André es el sitio en el que puedes encontrarás información actualizada de las actividades y ofertas turísticas de la zona. Está situada junto a la playa de la localidad y además de poder obtener información y plano de la zona tiene acceso Wi-Fi gratis. Puedes acceder a Internet a través de tu propio dispositivo durante 1 hora al día, separadas en dos sesiones de media hora. Para hacerlo hay que pedir la clave de acceso en la oficina de turismo.

Disfrutar de la Playa de Val André

Tomar el baño y tomar el sol, es una actividad esencial en cualquier destino de la costa que tenga playa. Con 2,5 Km de longitud, decenas de metros de ancho y un paisaje precioso la Playa de Val André es sin duda una de las mejores playas del norte de Bretaña, por lo que aún no me explico como un sábado en pleno julio puede estar tan vacía. La playa tiene varias zonas separadas por boyas flotantes amarillas, separando bañistas y embarcaciones. De las diferentes zonas sólo dos de ellas estan controladas por vigilantes, algo que es especialmente importante si viajas con niños.

La Costa Esmeralda

Los paisajes de la costa al Oeste y Este de Val André bien merecen una visita. Si no es andando a través del GR-34 que recorre el litoral bretón lo puedes hacer en coche.

Visitar el Castillo de Bienassis

El castillo de Bienassis, imponente a primera vista por sus murallas de granito rosa de Erquy, en realidad esconde un estilo refinado. Fue construido en el siglo XV, pero de este periodo solo sobrevive una torre. Su encanto actual deriva del siglo XVII.

Islote de Verdelet

Es una reserva ornitológica que tiene un nivel de protección relativamente alto que permite la visita sólo a las orillas que quedan descubiertas durante la marea baja. El lugar es hogar de muchas especies de aves, como el cormorán grande, allí nidifican y tienen sus polluelos por los que está prohibido entrar en la isla. Lo que sí se permite es cruzar hasta la isla cuando el coeficiente de mareas es alto y la marea baja deja al descubierto una zona para llegar hasta sus playas. Se puede ir para pescar a pie, pero el tiempo antes de que vuelvan a subir las mareas es breve, poco más de una hora.

Golf y tenis

Siendo una zona relativamente rica del norte de Bretaña no es de estrañar que exista un campo de golf de 18 hoyos con casi 6.000 metros cuadrados de superficie. El campo de gof es de gran belleza, por su situación junto al mar y sus paisajes. El tenis también está muy presente en la población de Val André, en el Club de tenis hay pistas al aire libre de tierra batida y green, también hay pistas cubiertas.

Deprotes acuáticos

El centro de deportes acuáticos ofrece cursos para niños a partir de 6 años. También organiza clases de mar para grupos, así como los descubrimientos del entorno marítimo. Todo el mundo puede tomar clases particulares, alquiler de equipos de luz de vela (windsurf, optimist, vela ligera, catamarán, kayaks…). La localidad también tiene piscina, que está abierta todo el año, pero cierra sábados, domingos y el lunes por la mañana.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *