Oceanopolois, el aquario marino de Brest

Una de las principales atracciones turísticas de la ciudad de Brest es su acuario marino, que tiene más de 3000 metros cúbicos de agua repartido entre todas sus intalaciones.

Entradas: precios, horarios y reservas

El precio de las entradas al Oceanopolis estan alineados con los de otros grandes aquarios, 21 euros por adulto y 13 euros por cada niño. Por lo que supone que el coste para una família es de unos 55-70 €, más lo que se consuma en el interior, más los souvenirs. También hay que tener en cuenta que hay una tarifa intermedia para los niños de más de 14 años (que acrediten que son estudiantes) y los niños de menos de 3 años.

Tarifas verano 2017

Entrada normal (a partir de 14 años): 20,75 €.

Entrada reducida para estudiantes: 17 €

Entrada reducida niños (de 3 a 13 años): 13,35 €

Entrada gratuita (niños de menos de 3 años)

Entradas de grupo (20 billetes o más). 18,65 € para adultos y 12 € para niños.

Entrada familiar “Tribu”, 2 adultos más 3 niños por 76,05 €.

Horarios

A lo largo del año va variando el horario de apertura y cierre de Oceanopolis, pero en linias generales abre y cierra algo más tarde en verano, y en invierno se adelantan los horarios y se acortan un poco. Además los lunes el aquario suele estar cerrado, aunque en temporada alta abren todos los días de la semana.

El horario más amplio es a finales de julio y casi todo el mes de agosto: de 9,30 h a 19 h.

Los horarios más limitados son en meses como marzo o noviembre: de 10 h a 17 h.

Puede parecer extraño que cierren a las 17 h, pero hay que tener en cuenta que en los horarios franceses las 18 h es la habitual para ir a cenar.

Las instalaciones de la Oceanopolis

Las instalaciones del Oceanopolis se distribuyen en tres grandes pabellones: el Polar, el Tropical y el de Bretaña. A ellos hay que sumar algunas instalaciones adicionales como el aquario de las nutrias de mar, las tiendas de souvenirs, la librería o los restaurantes.

Pabellón Polar

El pabellón polar y tropical tienen el acceso en una misma sala, en la que a veces hay que esperar un poco si el pabellón ya esta repleto, aunque en el pabellón polar no suele pasar. Los pinguinos y focas son las estrellas de este pabellón, que es más pequeño y más tranquilo que el pabellón tropical.

De los pinguinos lo más suele gustar a niños y mayores es ver sus movimientos sobre la superficie y nadando por las profundides. Es curioso observar como las focas de zonas frías son más grandes que las que luego se pueden ver en el pabellón de Bretaña. También se pueden ver algunos peces, anémonas y crústaceos de las zonas de aguas frías, como por ejemplo algunas especies de cangrejos gigantes.

Pabellón Tropical

Es el pabellón más extenso, el que tiene más cantidad de especies y algunos de los animales más buscados: los tiburones. Las otras estrellas de la zona tropical son los peces multicolores, las rayas y la tortuga marina.

En el centro del Pabellón Tropical hay un gran acuario cilindrico en el que se reproduce un arrecife de coral. Se puede ver desde varias direcciones, en dos de ellas con grandes ventanales. Hay varias especies de tiburones y además en los pasillos anexos se explican diferentes aspectos de la vida de este tipo de peces cartilaginosos.

Pabellón Bretaña

Las indicaciones de este pabellón estan junto a las de salida, por lo que puede dar la impresión de que tras verlo saldremos de Oceanopolis. Por suerte no es así, al terminar el recorrido por el Pabellón Bretaña se vuelve a la zona exterior pudiendo ir a visitar de nuevo cualquier parte del complejo turístico.

El pabellón contiene varias especies de focas que viven o han sido avistadas de forma ocasional en las costas de Bretaña. Además Oceanopolis participa en un programa de recuperación de las poblaciones de focas en las que se recogen focas pequeñas heridas, se las cura y se las devuelve al mar, su hábitat natural.

Personalmente me gustaron mucho algunos rincones de este pabellón, como por ejemplo el acuario donde estan los caballitos de mar, o la zona en la que se pueden tocar algunos invertebrados marinos, como las estrellas de mar, erizos y pepinos de mar. También me sorprendió gratamente que al inicio muestran por unas ventanas el laboratorio en el que se cultivan el planctón para alimentar diferentes especies del acuario y la explicación de su importancia en los ecosistemas.

Nutrias de Mar

Una de las últimas atracciones del aquario de Oceanopolis son las nutrias de mar propio de las costas de Alaska, para las que se han creado unas instalaciones adicionales fuera del recinto polar. Esta especie propio del norte del Oceano Pacífico es uno de los animales más curiosos e inteligentes del acuario y también uno de los preferidos de los niños.

Exposiciones temporales y conferencias

Aparte de las zonas de aquarios permanentes el Oceanopolis tiene una programación cada año con actividades adicioneles. Por ejemplo en el 2017, se han celebrado unas jornadas para reporteros, las jornadas mundiales del Oceano el 8 de junio y una animación sobre el descubrimiento del planctón que se proyectó en el mes de julio en el Auditorio que hay en el Pabellón de Bretaña. En lo que queda de año se celebrarán también conferencias científicas, un pequeño festival de cine y la fiesta de la ciéncia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *